Organizaciones

Mi principal  objetivo con Mirada Emergente es incorporar el pensamiento sistemático al servicio de la gestión, la toma de desiciones y resolución de conflictos en todo tipo de organización y como metodología de solución.

Las soluciones y herramientas sistémicas facilitan la búsqueda de soluciones posibles, sustentables y rentables. Son soluciones que rápidamente se pueden utilizar y permiten generar resultados en corto plazo. Son complementarias a las que hoy se utilizan en las organizaciones. Lo cual permita incrementar la informacion a partir de la fenomenología que da para llegar a un resultado, siendo un complemento del pensamiento deductivo o el uso de casos históricos.

Me hice la pregunta de porqué me contratarían y mi respuesta fue: porque que tengo la experiencia de haber trabajado para todo tipo de proyectos y procesos por 25 años, sumado a las habilidades y conocimientos adquiridos producto del estudio formal y la práctica.

Conozco las fuerzas y energías que atraviesan las organizaciones, sean americanas, europeas o nacionales/familiares. Trabajé y fui parte de su funcionamiento interior, como así también de la mirada que posee un consultor externo. Comprendo las necesidades, los tiempos y las urgencias del mundo organizacional.

Mi interpretación del  pensamiento sistémico en relación al utilizado normalmente en el mundo de negocios y las empresas es que su enfoque es diferente, los modelos clásicos miran y se enfocan en el problema mientras que la mirada sistémica se enfoca en el resultado que se desea y en el camino de solución para lograrlo.

Esta mirada puede ser complementaria a los modelos tradicionales y/o una forma práctica, económica y rápida para poder incorporar información nueva.

Mis años de experiencia en empresas multinacionales, nacionales y como dueño de una consultora orientada a dar soluciones a proyectos me permitieron adquirir experiencia en la gestión de proyectos y poder vivir un sinnúmero de situaciones que con el tiempo pude identificar en grandes dinámicas.

En los últimos 25 años me dediqué a la gestión de proyectos y a aprender cómo poder ser más efectivo, productivo y conformar equipos de trabajos motivados, empoderados, alegres, felices y con un buen balance de su vida.

Descubrí que gran parte de los proyectos se atrasan, se disparan los costos o simplemente fracasan producto de algunos de esto factores, **los integrantes del equipo, como se relacionan en el equipo y en relación al objetivo, nivel de capacidades básicas para trabajar en equipos. Así mismo muchas veces se hace foco en conocimientos específicos, cuando la solución es el comportamiento de cada integrante dentro del equipo.

Problemas similares suceden con los procesos. Existe una naturaleza de resistir los cambios de procesos y en particular si los mismo fueron exitosos, olvidando que el proceso que se implemento fue éxitos debido que resolvió y se adapto a la problemática de ese momento, la cual hoy puede ser diferente.

Las soluciones donde aporto valor son:

Proyectos.

Proyectos nuevos: el foco es la formación de un equipo de trabajo motivado, integrando y enfocado en el resultado, miramos la selección de los integrantes del equipo, establecemos las normas de convivencia, gestión y políticas de seguimiento, fomentando las relaciones y conversaciones, la gestión emocional y las competencias de trabajo en equipo.

Proyectos iniciados: el enfoque se divide en aquellos que solo requieren un acompañamiento y se basa en la adaptación a la situación puntual del enfoque de proyecto nuevo.

Para proyectos en situación de crisis o problemas, donde los equipos no funcionan, se disparan los costos, la rotación, se recortan funcionalidades o están en crisis, el resultado lo abordamos mirando y analizando la situación actual desde una mirada sistémica, utilizando las herramientas sistemáticas que permiten trabajar con el cliente generando nueva información útil y vital para la resolución. En algunas situaciones solo requiere de una sesión y en otras se realiza un proceso de acompañamiento o capacitaciones específicas.

Procesos

Nuevo proceso: poseemos una propuesta innovadora y productiva para la generación de ideas y soluciones. Colaboramos con el diseño de trabajo de campo y acompañamos el proceso de gestión del cambio. Integramos las miradas internas, externas y de los clientes.

Procesos existentes: trabajamos en la búsqueda de mejora o cambio disruptivo, como puede ser producto de introducir una nueva tecnología o necesidades de mercado. 

El enfoque es partir de la situación actual con una mirada inclusiva de los factores directos e indirectos que pueden perturbar los resultados esperados o deseados.

Lo más importante es trabajar con el Cliente en el enfoque a la solución y acompañar el proceso de implementación, adaptación y adopción.